Costo por financiamiento

El costo por financiamiento se define como la inversión que realiza el contratista por el desfasamiento que ocurre entre los gastos que hace y el tiempo que tarda en recuperarlos.

El costo por financiamiento deberá estar representado por un porcentaje de la suma de los costos directos e indirectos y debe corresponder a los gastos derivados por la inversión de recursos propios o contratados, que realice el contratista para dar cumplimiento al programa de ejecución de los trabajos calendarizados y valorizados por periodos

El procedimiento para el análisis, cálculo e integración del costo por financiamiento deberá ser fijado por cada dependencia o entidad.

El costo por financiamiento permanecerá constante durante la ejecución de los trabajos, y únicamente se ajustará en los siguientes casos:

1.    Cuando varíe la tasa de interés.

2.    Cuando no se entreguen los anticipos durante el primer trimestre de cada ejercicio subsecuente al del inicio de los trabajos.

Para el análisis, cálculo e integración del porcentaje del costo por financiamiento se deberá considerar lo siguiente:

1.    Que la calendarización de egresos esté acorde con el programa de ejecución de los trabajos y el plazo indicado en la propuesta del contratista.

2.    Que el porcentaje del costo por financiamiento se obtenga de la diferencia que resulte entre los ingresos y egresos, afectado por la tasa de interés propuesta por el contratista, y dividida entre el costo directo más los costos indirectos.

3.    Que se integre por los siguientes ingresos:

a.     Los anticipos que se otorgan al contratista durante el ejercicio del contrato.

b.     El importe de las estimaciones a presentar, considerando los plazos de formulación, aprobación, trámite y pago; deduciendo la amortización de los anticipos concedidos.

4.    Que se integre por los siguientes egresos:

a.     Los gastos que implique los costos directos e indirectos.

b.     Los anticipos para compra de maquinaria o equipo e instrumentos de instalación permanente que en su caso se requieran

c.     En general, cualquier otro gasto requerido según el programa de ejecución.

Costo indirecto

El costo indirecto corresponde a los gastos generales necesarios para la ejecución de los trabajos no incluidos en los costos directos que realiza el contratista, tanto en sus oficinas centrales como en la obra, y comprende entre otros: los gastos de administración, organización, dirección técnica, vigilancia, supervisión, construcción de instalaciones generales necesarias para realizar conceptos de trabajo, el transporte de maquinaria o equipo de construcción, imprevistos y, en su caso, prestaciones laborales y sociales correspondientes al personal directivo y administrativo.

Para su determinación se deberá considerar que el costo correspondiente a las oficinas centrales del contratista, comprenderá únicamente los gastos necesarios para dar apoyo técnico y administrativo a la superintendencia del contratista encargado directamente de los trabajos. En el caso de los costos indirectos de oficinas de campo se deberá considerar todos los conceptos que de él se deriven.

Los costos indirectos se expresan como un porcentaje del costo directo de cada concepto de trabajo. Dicho porcentaje se calculará sumando los importes de los gastos generales que resulten aplicables y dividiendo esta suma entre el costo directo total de la obra que se trate.

Los gastos generales que podrán tomarse en consideración para integrar el costo indirecto y que pueden aplicarse indistintamente a la administración de oficinas centrales o a la administración de oficinas de campo o ambas, según el caso, son las siguientes[20]:

I. Honorarios, sueldos y prestaciones de los siguientes conceptos:

a.        Personal directivo;

b.        Personal técnico;

c.         Personal administrativo;

d.        Cuota patronal del Seguro Social y del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores;

e.        Prestaciones a que obliga la Ley Federal del Trabajo para el personal enunciado en los incisos a., b., y c.;

f.          Pasajes y viáticos del personal enunciado en los incisos a., b. y c., y

g.        Los que deriven de la suscripción de contratos de trabajo, para el personal enunciado en los incisos a., b. y c.;

II. Depreciación, mantenimiento y rentas de los siguientes conceptos:

a.        Edificios y locales;

b.        Locales de mantenimiento y guarda;

c.         Bodegas;

d.        Instalaciones generales;

e.        Equipos, muebles y enseres;

f.          Depreciación o renta, y operación de vehículos, y

g.        Campamentos;

III. Servicios de los siguientes conceptos:

a.        Consultores, asesores, servicios y laboratorios, y

b.        Estudios e investigaciones;

IV. Fletes y acarreos de los siguientes conceptos:

a.        Campamentos;

b.        Equipo de construcción;

c.         Plantas y elementos para instalaciones, y

d.        Mobiliario;

V. Gastos de oficina de los siguientes conceptos:

a.        Papelería y útiles de escritorio;

b.        Correos, fax, teléfonos, telégrafos, radio;

c.         Equipo de computación;

d.        Situación de fondos;

e.        Copias y duplicados;

f.          Luz, gas y otros consumos, y

g.        Gastos de la licitación;

VI. Capacitación y adiestramiento;

VII. Seguridad e higiene;

VIII. Seguros y fianzas, y

IX. Trabajos previos y auxiliares de los siguientes conceptos:

a.        Construcción y conservación de caminos de acceso;

b.        Montajes y desmantelamientos de equipo, y

c.         Construcción de instalaciones generales:

1.         De campamentos;

2.         De equipo de construcción, y

3.         De plantas y elementos para instalaciones.

Costo indirecto en oficina central

En una empresa constructora su organización central es quien le brinda el soporte técnico que le es necesario para desarrollar obras de multiple naturaleza de forma eficiente, consecuentemente estas absorbe un cargo debido a la estructura. Es recomendable obtener el cargo de manera porcentual, en base a tiempo y costo, en otras palabras se vuelve necesario determinar el costo de la estructura central para un periodo de tiempo y a la vez para el mismo periodo, estimar el probable volumen de ventas a costo directo que de manera real es posible contratar. Con ello será posible determinar que porcentaje deberá aumentarse a cada peso contratado a costo directo para cubrir los gastos de la oficina central.

Costos fijos de los costos horarios

Costo fijo por depreciación

El costo por depreciación, es el que resulta por la disminución del valor original de la maquinaria o equipo de construcción, como consecuencia de su uso, durante el tiempo de su vida económica. Se considerará una depreciación lineal, es decir, que la maquinaria o equipo de construcción se deprecia en una misma cantidad por unidad de tiempo.

Este costo se obtiene con la siguiente expresión[12]:

…………………………………………………………………………………………….Fórmula 9

Donde:

D representa el costo horario por depreciación de la maquinaria o equipo de construcción.

VM representa el valor de la máquina o equipo considerado como nuevo en la fecha de presentación y apertura de la propuesta técnica, descontando el precio de las llantas y de los equipamientos, accesorios o piezas especiales, en su caso.

VR representa el valor de rescate de la máquina o equipo que el contratista considere recuperar por su venta, al término de su vida económica.

VE representa la vida económica de la maquina o equipo estimada por el contratista y expresada en horas efectivas de trabajo, es decir, el tiempo que puede mantenerse en condiciones de operar y producir trabajo en forma eficiente, siempre y cuando se le proporcione el mantenimiento adecuado.

Cuando proceda, al calcular la depreciación de la maquinaria o equipo de construcción, deberá deducirse el valor de los mismos, el costo de las llantas y el costo de las piezas especiales.

Por otro lado, el valor del rescate generalmente de determina como un porcentaje respecto al valor de adquisición.